John Wick: El Pacto de sangre

John Wick: El Pacto de sangre

 

Dirección: Chad Stahelski

Reparto: Keanu Reeves, Riccardo Scamarcio, Laurence Fishburne, Ruby Rose , Bridget Moynahan, Ian McShane y John Leguizamo

Título en V.O.: John Wick: Chapter 2

Nacionalidades: USA Año: Fecha de estreno:

Duración: 122 min.

Género: Acción

Color o en B/N: Color

Guion: Derek Kolstad

Fotografía: Dan Laustsen

Música: Tyler Bates y Joel J. Richard

El legendario asesino John Wick [Keanu Reeves] se ve obligado a salir de su retiro por un antiguo socio inmerso en un complot para controlar la siniestra hermandad internacional de asesinos. Obligado por un juramento de sangre, John viaja a Roma para ayudarle; allí se enfrentará a algunos de los asesinos más letales del mundo.

John Wick: El Pacto de sangre Reviewed by on .

Lo mejor: guiño a Operación Dragón.

Lo peor: lo premeditado que resulta todo al plantear ya una tercera parte.

La efectividad de 'John Wick' (D. Leitch & Ch. Stahelski, 2014) residía en el modo, contundente y sin prejuicios, en que fusionaba una trama hecha de clichés genéricos tomados a chirigota con un concepto del espectáculo violento tan exagerado como gratuitamente disfrutón. Para júbilo de los incondicionales de aquella película sorpresa todo lo anterior continúa resultando aplicable a esta supervitaminada secuela. Un guirigay que, por difícil que parezca dado su precedente, logra ampliar con nuevas ocurrencias la jocosa mitología del primer film, y catapulta la pirotécnica fastuosidad de sus escenas de acción hasta cotas pocas veces gozadas por el adepto a los ballets balísticos, los trompazos coreográfcos y los despiporres con alma videojueguera. Y Keanu Reeves tendrá la expresividad de un ninot, vale, pero rezuma un carisma natural que ya quisieran no pocos pelmas del mohín con pretensiones.
0.55

Crítica de Geeks Ecuador

Lo mejor: guiño a Operación Dragón.

Lo peor: lo premeditado que resulta todo al plantear ya una tercera parte.

La efectividad de 'John Wick' (D. Leitch & Ch. Stahelski, 2014) residía en el modo, contundente y sin prejuicios, en que fusionaba una trama hecha de clichés genéricos tomados a chirigota con un concepto del espectáculo violento tan exagerado como gratuitamente disfrutón. Para júbilo de los incondicionales de aquella película sorpresa todo lo anterior continúa resultando aplicable a esta supervitaminada secuela. Un guirigay que, por difícil que parezca dado su precedente, logra ampliar con nuevas ocurrencias la jocosa mitología del primer film, y catapulta la pirotécnica fastuosidad de sus escenas de acción hasta cotas pocas veces gozadas por el adepto a los ballets balísticos, los trompazos coreográfcos y los despiporres con alma videojueguera. Y Keanu Reeves tendrá la expresividad de un ninot, vale, pero rezuma un carisma natural que ya quisieran no pocos pelmas del mohín con pretensiones.
11%
11% Por Gabriel O.
La efectividad de 'John Wick' (D. Leitch & Ch. Stahelski, 2014) residía en el modo, contundente y sin prejuicios, en que fusionaba una trama hecha de clichés genéricos tomados a chirigota con un concepto del espectáculo violento tan exagerado como gratuitamente disfrutón. Para júbilo de los incondicionales de aquella película sorpresa todo lo anterior continúa resultando aplicable a esta supervitaminada secuela. Un guirigay que, por difícil que parezca dado su precedente, logra ampliar con nuevas ocurrencias la jocosa mitología del primer film, y catapulta la pirotécnica fastuosidad de sus escenas de acción hasta cotas pocas veces gozadas por el adepto a los ballets balísticos, los trompazos coreográfcos y los despiporres con alma videojueguera. Y Keanu Reeves tendrá la expresividad de un ninot, vale, pero rezuma un carisma natural que ya quisieran no pocos pelmas del mohín con pretensiones.

User Rating:

89%
(2 votes)

 

Otros Geeks estan leyendo: